martes, 21 de agosto de 2007

La Suerte es una Actitud. Así que es una Decisión


Queridos Héroes. Hoy vengo con un post al cual le he dedicado bastante tiempo y me he esmerado mucho para hacer que el mensaje llegue correctamente. Espero haberlo logrado. El tema de hoy es un tema un poco complicado porque es algo con lo que crecimos, algo con lo que creemos nacer y algo que creemos no controlar: LA SUERTE.

Así es, crecimos pensando muchas cosas sobre la suerte, muchos crecimos pensando que unos nacen con buena suerte y otros con mala suerte, incluso estamos totalmente convencidos de que es algo que está fuera de nuestro control. Bueno, lo importante de este post es que esas dos creencias sobre la suerte NO SON CIERTAS. O mejor, NO SON LO QUE PARECE. Ahora te explicaré por qué.

Es normal pensar que hay algunos con más suerte que otros y esto es porque a algunos les va mejor que a otros y más cuando nos damos cuenta de que esos “algunos” siempre son menos que los “otros”, entonces creemos que la suerte sólo le sonrié a unos poco (generalmente estamos entre esos pocos). Te voy a decir algo: eso es totalmente cierto, hay pocos que parecen tener mejor suerte que nosotros, pero no es por alguna razón que no controlemos, algo metafísico o sobrenatural, simplemente es porque (y esto te sonará extraño) porque esas personas se sientes afortunadas.

Aquellos con buena suerte los llamamos “afortunados” y a aquellos con mala suerte les llamamos “desafortunados”. Los afortunados son personas que SORPRENDENTEMENTE están bien en la mayoría de sus Campos de Acción. ¿Es acaso posible que la suerte actué en todos los Campos de Acción? Bueno, si pensamos que es algo que pasa sin razón, por solo casualidad no es posible que la buena suerte sea para todos los Campos de Acción. Así que, detente un poco a pensar lo siguiente: ¿Y si la suerte es una actitud? ¿No explicaría eso que los “afortunados” les va bien en todos sus campos de acción? DEFINITIVAMENTE SÍ.

Así es, SI QUIERES SER AFORTUNADO SÓLO ES CUESTIÓN DE SENTIRSE AFORTUNADO. Ok, ok, suena demasiado sencillo, por eso lo explicaré, sin que deje de ser sencillo. Tienes que decidir un cambio de actitud frente a las cosas y así prenderás tu radar de oportunidades. Así es, cuando las oportunidades aparecen es cuando nos sentimos AFORTUNADOS.

¿Cómo prender el radar de oportunidades? Bueno, te daré algunos pasos y tips que debes tener en cuenta para hacerlo.

1. Lo primero que tienes que hacer es definir cuáles son las cosas que quieres en tu vida, las cosas que quieres en las que la suerte te sonría.

2. Lo segundo que debes saber es cómo han hecho esas personas afortunadas en eso que tú quieres, para alcanzarlo, para lograrlo.

3. Copia las actitudes de los afortunados: su forma de moverse, su forma de pensar, pregúntate qué creencias tienen… y todo lo que puedas saber sobre ellos.

Fíjate en qué hay de bueno para ti en cada cosa que pasa. Como dije en mi post anterior SE UN APROVECHADO.

Para terminar te daré un ejemplo que ilustra por qué la buena suerte es cuestión de actitud:

Juan era un hombre al que le pasaban infinidad de cosas desafortunadas a lo largo del día y de la vida. Todo el tiempo llegaba tarde, cogía mal el transporte, se quedaba dormido, le mojaban los carros, le mordían los perros, etc. Alguna vez lo invitaron a un estudio para entender por qué existen personas afortunadas y desafortunadas. El estudio consistió en lo siguiente:

Un grupo de psicólogos puso un aviso en varios periódicos, el aviso decía: “gracias por participar en el estudio, por haberlo hecho y haber encontrado este pequeño aviso ha ganado 100 dólares extra a su pago por el estudio; póngase de pie y muéstrele en silencio el aviso al facilitador discretamente, le entregarémos su dinero al salir”. El aviso, claro, no era fácil de encontrar, tenía las caracterísiticas de esos avisos que solemos no ver en los periódicos y que otros sí ven.

Bien, en una misma sala ubicaron a aquellos que se hacen llamar “desafortunados” y a los que se consideraban a sí mismo “afortunados” con la tarea de leer los periódicos y encontrar cosas que les llamasen la atención para generar un tema de conversación interesante. Nunca mencionaron la existencia del aviso o la posibilidad de ganar un premio. Las personas que se consideraban a sí mismas afortunadas empezaron a pararse una a una a reclamar sus 100 dólares, tan solo unos cuantos que se consideraban “desafortunados” vieron el aviso. ¿Qué podemos concluir de esto?

1. Ser afortunado es cuestión de actitud, es decir, vez en el mundo un abanico lleno de oportunidades y si te sientes afortunado tu radar de oportunidades está prendido.

2. Ser desafortunado es cuestión de actitud, es decir, vez en el mundo muy pocas oportunidades que se te aparecen a ti, y crees que sólo apareces por cuestión del azar. Esa es la razón por la que solo unos pocos “desafortunados” se pararon a reclamar su premio.

No es más por hoy queridos héroes. Práctica el sentirte afortunado y verás cómo automáticamente cambiará tu suerte. NO ES BROMA; ES PSICOLOGÍA.
________________________
Hay novedades en los Eventos. ¡Bogotá, se repite el taller FUNDAMENTOS DEL SEDUCTOR! Visiten ya para conocer las condiciones de la inscripción, conoce los descuentos y lo que tienes que hacer para asegurar tu presencia en el taller. http://proyectoseduccion.blogspot.com/

7 comentarios:

MGL dijo...

Excelente... Acabemos de una vez con la creencia de la Suerte como excusa y transformémosla en una actitud.

Aprendamos de las personas "afortunadas" y exitosas.

En el tercer tip... prefiero la palabra adoptar a copiar.
Gran post...

I'm Feelin' Lucky!
MGL

Anónimo dijo...

saludos


la suerte hace poco me sucedio algo con ello, un dia me sentia el hombres mas grande y afortunado del mundo, ese mismo dia vi que estaban haciendo un sorteo de un consola de video juegos de las ultimas ue habian, senti una extraña sensacion una corazonada sentia que iba a ganarmela y entonces me decidi y tan solo puse una boleta, para sorpresa me la gane, era un sorteo a nivel nacional. no creo que solo cuestion suerte tambien son corazonadas, y paera que se activen las corazonadas debe haber actitud como tu dices una mente a bierta a un mundo de posibilidades.

gracias maestro

att fenix

Anónimo dijo...

Hola Doctor: Muchas gracias. Me ha gustado muchísimo este post, por momentos me pegó un fuerte sacudón; pues lo relacionemos con lo que lo relacionemos, siempre caeremos en la misma cuenta: la suerte es una actitud ante las cosas. Es una actitud. Me lo repito a mí mismo: ES UNA ACTITUD, CLODIO, entendelo de una buena vez, pibe! ¿Cuántas veces vemos derrumbarse los paradigmas en el estudio de la historia; y sin embargo, los historiadores se niegan a atribuir los males o los errores de las sociedades a formas negativas de pensamiento, a hábitos mentales, a formas de entender, sobre todo su presente, como una resultante de sus continuos, malos y pocos saludables hábitos. Si latinoamérica se creyese Roma, estoy seguro, que podría construir sus acueductos, sus arcos de triunfos, sus campos elíseos, y sus anfiteatros, entre otras cosas; pero no, nuestras sociedades eligieron el camino de la autocompasión y del resentimiento, y la moral de los esclavos. Es a victimizarse a lo que están acostumbradas, y acá en la argentina, a construir un espíritu de cuerpo o de sodalidad con todas las formas de la derrota. Como slogan, muchos dirían: ¡Rebajemos a los que no podamos alcanzar, nivelemos para abajo! Facundo Cabral cantaba: "¡Porque abajo está la verdad!" ¿Qué verdad? -me pregunto yo. "Qué verdad imbécil... "

Un saludo a todos del Gorrión, desde Argentina.

Tazmaniaka dijo...

Gracias por este artículo, la verdad me envolvió en muchas dudas, lo cual es bueno. Dudas que deseo transmitir. Pero antes de emitir mi comentario, repase algunos conceptos:

CONFIANZA.- Es la creencia en que una persona será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación y pensamientos.

DESTINO, dícese de la sucesión inevitable de acontecimientos provocados e incognoscibles que forman una consecuencia en un futuro.

CASUALIDAD. Todo tiene una causa, y si tiene una causa estaba predestinado a existir desde el momento en que la causa surgió. Es por ello que la casualidad, es también llamada, causalidad.

Por todo lo anterior, concuerdo en algo: No, existe la suerte, como azar. Pero en mi concepto, podríamos definir a suerte, como: SUERTE = CONFIANZA EN SI MISMO + DESTINO “O” CASUALIDAD. No soy estudiosa del tema, pero es mi humilde concepto acerca de la suerte. Aún en mi concepto me quedan unas pequeñas dudas: ¿Por qué unas personas tienen suerte (por decirlo así) en el amor, otras en el dinero, otras para el trabajo, etc.? ¿Por qué si es cuestión de actitud, no tienen suerte en todo? Por ahora sólo estas dudas… después no sé… podríamos discutirlo… ☺

Mis saludos inmensos y mi admiración profunda como siempre…!!

Anónimo dijo...

Dr Phyloel,

Como lo prometido es deuda, estoy aki tal vez con una pregunta ke pueda parecer impertinente ante algunos ojos. Sin embargo, no es mi intención si no es simplemente ke tb la pregunta mi alma.


3. Copia las actitudes de los afortunados: su forma de moverse, su forma de pensar, pregúntate qué creencias tienen… y todo lo que puedas saber sobre ellos.

Copiar es un acto humano natural. De hecho lo ke hacemos socialmente desde ke nacemos es copiar diferentes actitudes. Pero viene el mito, de ke "copiar de los demas es renunciar a si mismo" y esto seria completamente contradictorio con el hecho de ke desde ke nacemos, todo lo ke "sabemos" es realmente copiado. Como poder resolver esta paradoja en un sentido prático? es decir, el copiar actitudes de otros ke uno desea es renunciar a la naturaleza propia? o como se puede plantear la cuestion para uno lograr lo ke kiere de uno sin tener ke "renunciar" a esa escencia personal?

Gracias kerido doc!

Dr. Phyloel dijo...

Queridos Héroes. Este post ha tenido gran acogida y ha sido el más "polémico" por decirlo de alguna manera. Pero bueno, vamos a responder a las dudas:

MGL y Anónimo, por lo que veo ambos se han dado cuenta de la palabra COPIAR. MGL nos dice ADOPTAR y anónimo siente que perdemos nuestra esencia al copiar actitudes. Geniales aportes y les responderé.

MGL, adoptar es una bonita manera de decir copiar, pero es lo mismo. El peligro que corres al decidir que Adoptar funciona mejor, es que puedes simplemente hacer cosas similares más no "lo mismo" y, es imporatante hacer lo mismo.

Anonimo, no pierdes tu esencia al decidir copiar. Si copias una actitud ganadora, lo haces con una intención genuina en tí, porque has visto que otro obtuvo algo que tú querías. Además, estamos configurados biológicamente para copiar, es el principio básico del aprendizaje: la imitación. Detente y piensa un poco en tu proyecto de vida, notarás que incluso tus sueños son copiados: quiza quieres ser tan inteligente como... o tan decidido como ghandi... etc. Tu escencia está en la decisiones que tomas de imitar, adoptar, copiar o modelar las cosas que la gente que ha logrado lo que tu deseas está haciendo, diciendo, comiendo, etc.

Tazmaniaka: estás en lo cierto. Algunos se sienten afortunados en el amor y se comportan muy bien en ese ámbito. Aunque, cuando descubres que esa actitud de afortunado te funciona, verás cómo puedes aplicarlo a otros ambitos. INTENTALO. Seguramente hay algo en lo que consideras que tienes suerte... fíjate en cómo te comportas en relacion a eso y comportate de la misma forma en otros campos. TE GARANTIZO RESULTADOS.

Gorrión: Excelente interpretación. Tienes razón, nuestros países son "subdesarrollados" porque así se consideran. GRACIAS POR EL APORTE.

ricardo dijo...

Dr, genial este post...
Esto afirma una vez más que "sómos fruto de nuestros pensamientos".
Y lo de asumir una ACTITUD fué revelador. Es cierto no son coincidencias, son ACTITUD.