domingo, 11 de noviembre de 2007

El poder del lenguaje. Dime Cómo Hablas y te Diré si Eres Héroe o Villano




Hola queridos Héroes y Villanos. Si, hoy también le escribo a los villanos, porque muchas veces, tenemos conductas que se encuentran dentro del ámbito de lo cotidiano y que cohartan las habilidades especiales de los otros y, claro, las nuestras también. Lo curioso de estas conductas es que no nos damos cuenta que las emitimos porque pensamos que son normales o inofensivas. Una de estas conductas y creo que es la originaria de que nazcan otras de este estilo es lo que dices. Si, dime cómo hablas y te diré si eres Héroe o Villano.

Es posible que recuerdes un post llamado “el círculo” (si no lo recuerdas o no lo conoces, reléelo) en el que explicaba como el lenguaje es el punto de partida que determina tu futuro. Para resumir, todo lo que dices se convierte en un programa mental que genera ciertas creencias, emociones y conductas que se van acumulando hasta generar un cúmulo de causas y efectos que luego serán tus desenlaces. Sí, TODO LO QUE DICES SE CONVIERTE EN UN PROGRAMA MENTAL QUE GENERA CIERTAS CREENCIAS, EMOCIONES Y CONDUCTAS QUE SE VAN ACUMULANDO HASTA GENERAR UN CÚMULO DE CAUSAS Y EFECTOS QUE LUEGO SERÁN TUS DESENCLACES. Me tomé la molestia de repetirlo con la esperanza de crear un programa mental en ti que luego sea un desenlace positivo.

Pero eso no es todo. Resulta que los hombres tenemos varias vías de formación de creencias y programas mentales que se complementan con lo que nos decimos a nosotros mismos. Uno de ellos es el ambiente que nos rodea, el otro son las creencias que hemos aprendido y uno más importante aún es lo que los demás nos dicen. Y ahí es donde se encuentran los villanos y los héroes. Muchas veces he leído y escuchado que me junte con personas positivas, que digan cosas positivas, que tengan pensamientos positivos, emociones positivas, conductas positivas y presentes o futuros positivos. ¿Por qué? Porque su forma de hablar, siempre será positiva y yo estaré entrando en las dinámicas que ese mundo positivo tiene, al mismo tiempo me programaré de tal forma que a mi cerebro no le quede más opción que darle órdenes positivas a mi cuerpo y así actuar de manera adecuada.

El verdadero asunto del poder del lenguaje está en que muchas veces programamos negativamente a los demás. Es posible que una sola palabra negativa se convierta en el eje de una discusión. He vivido y presenciado discusiones en las que algunas palabras se vuelven PALABRAS BALA para que dicha discusión termine dañando a todos los participantes. Generalmente las discusiones familiares y de pareja son las que tienen las palabras bala. Es frecuente que, en la mitad de la discusión, alguien diga: “es que tu eres muy desconsiderado” y, minutos más tarde, el otro dirá: “claro, pero es como acabaste de decir: tu eres un desconsiderado”. Es posible que lo traiga más de una vez a la conversación. La mayoría de las veces, los juicios de valor que se emiten en las discusiones, funcionan como en la corte: todo lo que digas podrá ser usado en tu contra, pero además son juicios que salen más por la emoción que por el argumento, simplemente son una conducta producto de la emoción sumada a la percepción del momento. TODA EMOCIÓN TIENE UN CONTEXTO.

En el ejemplo anterior, la palabra desconsiderado, es un juicio de valor que nace de la interpretación de alguien sobre una situación específica, se está juzgando una acción desconsiderada más no a la persona que emitió dicha acción. El problema es que la mayoría de las personas la interpretan como un juicio de valor y lo toman personalmente y ese es el momento en que la palabra se convierte en una bala literalmente. La persona que recibe el juicio empezará a repetir constantemente la palabra, tanto así que, de tanto decirlo y oírlo, empieza a programarse como una persona desconsiderada y empieza a emitir conductas desconsideradas solo por seguir en la dinámica que se creó en la discusión. Imagina que tienes una bala en una pierna o un brazo: no podrás dejar de pensar en la bala hasta que el dolor cese o saquen la bala. Es por eso, que la persona puede durar algunos días diciendo: “no dijiste que soy un desconsiderado, entonces pídele ese favor a otro…” eso se llama una programación negativa (aunque efectiva). Si tienes hijos, fíjate en cómo programas a tus hijos a través de los juicios de valor.

Es importante que entiendas que los juicios de valor positivos programas positivamente a las personas, se repite la misma dinámica que en el ejemplo pero con una carga positiva, son PALABRAS DE HÉROE: intenta decirle a tu pareja: “Eres muy tierna” y verás cómo al instante sonríe tiernamente y pone carita consentida. Si sigues programando de esa forma, con el tiempo empezarás a recibir más demostraciones de ternura por parte de tu pareja.

La clave para asegurarte de hablar como un Héroe y de adquirir los programas adecuados es escuchar muy bien lo que dices y lo que te dicen. Tú tienes el poder de medir tus palabras y tienes el poder de filtrar las cosas del afuera. Es la forma en que tienes que alejar a los VI (Villanos Internos) y a los (Villanos Externos) e identificar a los HE (Héroes Externos) y a tu HI (Héroe o heroína Interior). Tú decides qué te dices y qué programas acoges.

________

Este Martes 13 de noviembre de 2007 a las 8 a.m. Estaré en El Mañanero de La Mega 90.9 fm. Espero que mis lectores se conviertan en mis radioescuchas. Para aquellos que están en otros países, simplemente ingresen a http://www.lamega.com.co/ y hagan click en la opción de “Señal en Vivo”

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Dr. Phyloel un gran post de la que creo una gran persona, gracias por tus escritos, que han sido un aportazo para mi vida y mi felicidad.

Saludos desde Chile
Pancho

Anónimo dijo...

saludos maestro phyloel

Encuentro siempre algo nuevo en tus post que me lleva a seguir creciendo cada dia mas...

me llamo mucho la atencion el ejemplo de la bala, y me he dado cuenta que muchas veces me tome palabras como cosas de caracter personal, que hiciceron que mi personalidad y mis acciones se tornaran negativas, ahora soy mas cuidadoso con lo que digo y creo que si uno esta en este mundo de heroes de la seduccion es para generar esperanza y poitivismo......

gracias maestro por este buen aporte

ATT: Fenixx Emperador pua

ricardo dijo...

Doc, excelente post!

Es cierto, las palabras tienen un poder asombroso, sólo hay que saber controlar este poder para beneficiarnos a nosotros mismos y a los demás.

Gracias por ayudarnos en el camino en busca de nuestro héroe interior.

Doc una recomendación, publique nuevos temas en este blog y más seguidos; ya que, con ellos podemos interiorizar más y estar más pendientes de sus escritos.

Gracias.

Ricardo