jueves, 26 de abril de 2007

Los Héroes También Deseamos.


Hola queridos Héroes. He recibido grandes comentarios sobre mi último post, pero lo más importante ¡He ayudado a varios a pensar en su Yo ideal! “Nunca había pensado en eso de las Habilidades Especiales” me dice un lector desde México en un correo personal que me envía.

Bienvenido de nuevo a Proyecto Héroes. Luego de haber pensado en tu Yo Ideal, tienes un segundo paso: Desear. O mejor, aprender a hacerlo. Muchas personas crecimos pensando que los deseos se los pedimos a las velitas en los pasteles de cumpleaños, a las lentejas en nuestros bolsillos o a las uvas el día de Año Nuevo. ¡Sí, ese es el mejor momento para desear! Pero te tengo una buena noticia: ¡Se vale desear todo el tiempo! Una vez deseas algo con mucho fervor, tu cuerpo, tu mente, tu lenguaje oral, escrito y no verbal se programan en pro de ese deseo.

Cuando yo era chico, exactamente a la edad de 11 años, unos norteamericanos vivían en mi barrio. Estos hijos del Tío Sam, eran unos expertos en el manejo del monopatín o del skateboard Recuerdo que yo salía con uno de mis mejores amigos del barrio a disfrutar de todas sus hazañas con un trozo de madera bien diseñado y cuatro ruedas. ¡Me enamoré de ese deporte! Y, claro, la víspera de la navidad, me dio la oportunidad de DESEAR con todas mis fuerzas ese skateboard. Constantemente pensaba en él, me visualizaba en él montando, haciendo las mismas maromas, vistiendo las mismas ropas que mis vecinos, hablaba de ese deporte todo el tiempo, recortaba de las revistas cuanto skateboard se me atravesaba, jugaba a que hacía las maromas como si tuviese un skateboard imaginario en mi pies. Mi cuerpo, mi mente, mis actitudes, mis palabras, mis sueños y hasta mis juegos estaban atravesados por mi DESEO. ¡Adivinaron! Recibí un skateboard de navidad. Mi DESEO había influido en mi ambiente para que el universo se acomodara para cumplir mi anhelo.

Ahora, piensa en todas esas cosas que escribiste para cada uno de los campos de acción y VISUALIZATE ahí, sintiendo lo que sentirás el día que alcances cada una de las cosas que deseas para tu Yo Ideal. Vívelo como si ya lo hubieses alcanzado, sonríe mientras conduces el auto de tus sueños, mientras besas a la pareja con la que sueñas, mientras disfrutas de esa familia con la que siempre soñaste. Tan poderoso como el DESEO es el poder de la VISUALIZACIÓN. DESEA con pasión y todo tu ambiente se convertirá en proveedor de los elementos para ese deseo. ¡Atrae lo que quieres para tu vida! ¡Atráelo!

¡Hasta la Próxima!

DESEO que pases un buen tiempo de acá a que nos encontremos de nuevo. DESEO que regreses contándome lo que has atraído en los últimos días.

______________________________________

PD: Te recomiendo que consigas el video llamado El secreto. Así entenderás más a fondo el poder de un DESEO apasionado.

6 comentarios:

NAXOS dijo...

Apreciado Doc, muchas gracias por este post, muestra algo que a muchos adultos se nos ha olvidado: desear. Nos hemos vuelto rígidos y poco ambiciosos, o al menos, no ambicionamos crecer y superarnos, dejar malos hábitos y crecer humanamente.

Soy testigo del poder de la visuación, y cómo es capaz de hacernos trascender y alcanzar ese Yo Ideal del cual usted nos habla.

Es necesario creer, no conformarse, desear y buscar ser la mejor versión posible de sí mismo.

Un abrazo

Juan Pablo dijo...

Qué buenas entradas. Por acá pasando a conocer.

Vlacula dijo...

El video de The Secret...por aqui tengo uno ripeado. El que lo quiera, por favor escribame. Es excelente.

Anónimo dijo...

interesante post doc

siempre he querido ser un persona lider y gigante en el ambito personal
me doy la visualizacion pero por que aveces siento que eso se cae...

a veces lo soy y me siento genial, pero vuelve y se cae por que?

Att fenix

imperialista es quien cambia al mundo cuando cambia el mismo.

Anónimo dijo...

Bien... Excelente...

Siempre, me he pregunte que había pasado con mi capacidad de asombro... como 5 años pensando que le había pasado... donde estaba... tan acostumbrado a lo mismo de siempre... resignado...

He aquí la respuesta. Había dejado de desear. El deseo produce (creo yo), capacidad de espectación, de anhelo, de sorpresa, por ende de alegría, de gloria cuando se consigue lo que se busca, lo que se DESEA. El deseo ante muchas cosas me permite conocer mis Habilidades y las estrategias que puedo emprender para lograr un objetivo...

Muy Importante, Muchas Gracias.

Darío dijo...

Yo vi y utilicé lo que aprendí viendo El Secreto a comienzos del año 2007 y como se me cumplieron muchas cosas, me volví perezoso y dejé de visualizar en el 2008 y no ha sido un buen año.

Debo retomar y reforzar la visualización como un hábito indispensable!

De nuevo Gracias!

Darío