jueves, 1 de enero de 2009

12 Uvas, 12 Tips




Carmen todos los años compra 12 uvas moradas para llevar a cabo el rito que hoy cumple 100 años cuando llegan las 12 de la noche, cierra los ojos y pide sus 12 deseos, uno por uno, mientras se come una uva por cada deseo para el año que viene:

Uno: “Salud para mí y mi familia”

Dos: “Un buen trabajo, para tener estabilidad durante todo el año y quizá comprar su carro o su casa propia”.

Tres: “Una pareja estable, un novio o quizá un esposo...”

Cuatro: “Eehh. Rápido, rápido, otro deseo: ¡Ya sé!... Aprender in idioma”

Cinco: “¿Qué más pido, qué más pido?... Rápido... eehh... ¿Comprar ese instrumento musical que tanto quiero? ¡Sí, eso!

Seis: “¡Vaya! No sé... Puede ser... ¡Ya sé! Que mi relación con mi hermano mejore...”

Siete: “siete, siete, siete.... ¡Qué más puede ser!.... quizá... que le salga el puesto a mi primo”

Ocho: “ooooooooocho.... oooooooooocho.... hummm ¿Qué carajos pi...?... hum ya sé... que la crisis mundial económica mejore”

Nueve: “puede ser.... arreglar las diferencias con las personas con las que tengo rencillas”

Diez: “Quiero... leer dos libros al mes ¡Wow! Ese se me ocurrió rápido”

Once: “Increíble, no se me ocurre nada más... humm... eehh... Será que dejo así... de todas formas casi nunca se cumplen... Pidamos la paz para la cuidad”

Doce: “sólo falta uno, sólo falta uno... uno más... será pedir que mis padres se traten mejor en este año que viene”

Carmen casi atorada, luego toma un poco de vino, sonríe y en todo el año que viene no vuelve a mencionar sus deseos. Al año que viene, repite la operación sin muchos cambios en sus deseos. Carmen lleva 7 años deseando su carro, unos 3 o 4 esperando por su relación estable y aún mantiene malas relaciones con su hermano y una que otra persona del trabajo, su salud no es de lo mejor, pues no ha logrado cambiar sus hábitos, tiene muchos inconvenientes en su trabajo porque sus relaciones interpersonales son difíciles, es una persona que tiene siempre está quejándose de su situación actual pero... lo único que hace para poder cambiar su situación es atragantarse con los mismos doce deseos cada 31 de diciembre...

Aquellos que por primera vez han entrado a este blog o que no han leído lo escrito en el 2007, les recomiendo que, antes de continuar leyendo este post visiten LA FÓRMULA PARA EL DESEO EFECTIVO que escribí exactamente hace un año.

Bienvenidos de vuelta. Hoy traigo doce herramientas, doce tips para lograr que el año que viene sea el mejor año de tu vida. No necesariamente tienes que aplicar todo lo que te diga acá, ya que puede que unas cosas las tengas y otras no. Estas doce herramientas son técnicas que te ayudarán a lograr que todos los deseos que, normalmente piden las personas en esta fecha, se cumplan realmente y que dejes de desear por desear.

1. ¡ESCRIBE TUS DESEOS!: Acabo de salir a la calle y entrevisté a 30 personas, de las cuales sólo 5 escriben sus deseos para fin de año y 27 hacen el rito de las doce uvas.
2. Aplica la Fórmula Del Deseo Efectivo al momento de escribir los deseos.
3. Escribe tus deseos en forma positiva.
No te enfoques en lo que no quieres, enfócate en lo que quieres. No pienses en que no quieres más deudas, piensa en que quieres más dinero.
4. Revisa tu lista de deseos cada mes. De las 5 personas que escribían su lista de deseos solo una sabe dónde puso su lista y ninguno de los 30 la revisó. Cada vez que revisas tu lista de deseos, recuerdas qué propósitos o deseos tienes para el año. Yo personalmente la reviso cada 90 días, así puedo saber cómo voy con cada deseo y qué cosas me faltan hacer para que se cumplan.
5. Haz una lista de acciones para cada uno de tus deseos. El deseo sin acción es una ilusión. Debes tener claro cuáles son las acciones, por ejemplo, si Carmen quiere que la relación son su hermano mejore, debe tener una acción al respecto, como leer acerca de Cómo Mejorar Las Relaciones Familiares. Si quieres mejorar tu salud, entonces cambia tus hábitos en el Campo de Acción de la Salud. Todos los deseos deben ir acompañados de acciones que colaboren para su cumplimiento, recuerda, el deseo sin acción es una ilusión.
6. Ponle fechas a tus deseos. ¿Para cuándo quieres el carro, o la casa o el mejoramiento de tus relaciones? Un deseo sin fecha es una ensoñación. Los deseos que no tiene fecha, están destinados a no cumplirse.
7. Haz una lista de las personas que pueden ayudarte a cumplir esos deseos. Repasa los deseos que has escrito y verás cómo en realidad no son cosas que puedas hacer por tu cuenta, busca expertos, busca amigos, busca compañeros de búsqueda, busca autores; nunca olvides que las personas son también recursos. Busca tus HE’s
8. Horario. “Lo que pasa es que no tengo tiempo para hacer ejercicio… o para estudiar inglés”. Esas son las disculpas que se da Carmen a ella misma todos los días. Cuando yo estaba en la universidad, estudiando dos carreras, empecé a pasar trabajo para organizar mi tiempo, de pronto hubo un profesor de neuropsicología que me dijo: “el que no tiene tiempo, es porque lo pierde (…) haz un horario para todo tu día y resolverás el problema”. Así lo hice y el problema está resuelto.
9. Prepárate para el cambio. Muchas veces no somos responsables de lo que deseamos, deseamos irresponsablemente. Y cuando aparecen las cosas que deseamos las dejamos ir porque no estábamos preparados para afrontar el cambio que significan nuestros deseos.
10. No hagas tus deseos secretos. Existe una creencia muy antigua que dice que si cuentas tus deseos no se cumplen. Bueno, personalmente no estoy de acuerdo, ya que necesitas que el mundo sepa qué cosas quieres, sólo así se realizan. Este tip está íntimamente relacionado con el séptimo.
11. Tus deseos no son leyes inquebrantables. Tienes que ser algo flexible, conforme pase el año, habrán deseos que desaparecerán de tus prioridades o aparecerán nuevos deseos, así que no dudes en cambiar tus aspiraciones cuando lo veas necesario.
12. Sé tolerante ante la frustración. Es posible que algunos de los deseos que tengas en tu lista no se cumplan, así que ten en cuenta que el que fracasa es el que deja de intentar.

Revisa este post varias veces, léelo si quieres varias veces al año. Así podrás relacionarte con los deseos que escribiste varias veces al año.

Este post te ayudará también a repasar el trabajo de Dr. Phyloel y los diferentes temas que se han abordado en este año y medio de escritura.

UN SALUDO A TODOS Y LES DESEO UN FELIZ 2009.

3 comentarios:

Manzapivo dijo...

Antes que nada, un feliz año 2009 para usted y todos sus seguidores.
Excelente tema, yo también escribí de la manera adecuada (sólo frases positivas y en presente) todos los propósitos para el 2009 y los coloqué donde siempre los vea al despertar y al dormir. Cabe recordar que la sensación que se produce mientras esos deseos son plasmados en una hoja de papel es muy motivante y placentera.
Cordial saludo y también gracias por la visita.

Juan dijo...

Hay una tradición de deseos que me enseñó una chica que se cruzó en mi vida, y consiste en soplar una pestaña.

Así que desde aquí soplo un feliz año lleno de emociones! :D

adolfo dijo...

Maestro exelente la nota, la encontre por casualidad con su blog y desde ya me comprometo a visitarlo cada vez que pueda. saludos desde Buenos Aires. Adolfo